Home TV/Televisión Luis, el popular lotero de La Bruja, lucha por su vida arrollado por un coche a la fuga
TV/Televisión - 20.05.2019

Luis, el popular lotero de La Bruja, lucha por su vida arrollado por un coche a la fuga

Luis, el motero que fue arrollado en Alcantarilla (Murcia) por un coche que se dio a la fuga.

La colaboración de los testigos permitió a la Policía localizar al sospechoso, de 32 años, al que se le acusa de un delito de lesiones y otro de abandono del lugar del accidente. 

Iba a coger la salida de la avenida Miguel Induráin de Murcia con su flamante Ducati Monster 821 cuando su vida entera se fue al traste por culpa de la imprudencia al volante de un conductor que supuestamente se saltó una señal de ceda el paso e irrumpió en la rotonda con su Seat Ibiza llevándose por delante la moto. El resultado del accidente: el propietario del turismo se dio a la fuga a toda velocidad y el motorista acabó ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen de la Arrixaca.

Desde las cinco de la tarde y doce minutos, de aquel trágico 7 de mayo, Luis Peláez Ballesta lucha por su vida en la UCI. “Se había comprado la moto hace un mes y medio”, lamenta a El Español una amiga de este apasionado de las motos, muy conocido en la Región por su trabajo en la administración de lotería número 4 de Alcantarilla, denominada comercialmente como Loterías La Bruja, en honor al personaje de las Fiestas de Mayo de la localidad alcantarillera que están marcadas por el colorido de los pasacalles de la Federación de Peñas Festeras.

“Luis está con un coma inducido”, detalla esta chica. La familia no quiere pronunciarse públicamente sobre este caso porque la Policía Local de Murcia está elaborando un atestado contra el conductor del turismo, por un supuesto delito de lesiones por imprudencia y otro ilícito por presunto abandono del lugar del accidente. “Imagínese cómo lo estamos pasando”, admite resignado el padre de la víctima detrás del mostrador de Loterías La Bruja, situada en la calle Mayor de Alcantarilla. “Una de las personas que estaban atendiendo a mi hijo me llamó por teléfono aquella tarde para contarme lo sucedido”, zanja el lotero que suma once días pendiente de los partes del personal médico de la UCI de La Arrixaca. 

Colaboración ciudadana

Luis junto a su mujer, Laura, y su hija, de tres años.

La colaboración ciudadana resultó crucial para que una patrulla de motoristas de la Unidad de Descentralización pudiese localizar al conductor del Seat Ibiza, solo unas horas después de que presuntamente se llevase por delante la Ducati que conducía Luis por la rotonda del Homenaje a los Poetas. “Hay que alabar la colaboración que hubo de los testigos”, confirman a este diario desde la Policía Local. “Por la información que nos facilitaron se tuvo conocimiento de que se produjo un accidente por una supuesta infracción de un turismo que se introdujo en la rotonda sin ceder el paso a una motocicleta que ya iba circulando por dentro de la redonda”. 

Esa tarde del martes 7 de mayo, Luis estaba en Murcia y se disponía a regresar a Alcantarilla para trabajar en la administración de lotería. Tomó la avenida Miguel Induráin con la intención de llegar a Ronda Sur para después salir a la autovía A-30, pero todo se torció en la rotonda del Homenaje a los Poetas cuando fue embestido presuntamente por un Seat Ibiza procedente de la carretera de Alicante. “El motorista no pudo evitar el coche y se produjo una colisión frontolateral”, precisan las mismas fuentes policiales. El lotero de Alcantarilla voló por encima del capó hasta que impactó contra el duro asfalto. Le salvó la vida su casco y los viandantes que rápidamente le prestaron auxilio y llamaron al 112 reclamando una ambulancia y la presencia de la Policía Local. 

En la rotonda no quedó ningún resto relevante del turismo (paragolpes, retrovisores…) ni huellas de neumáticos que ofreciesen alguna pista a los agentes para tirar del hilo y localizar al conductor fugado. Por suerte, esta presunta imprudencia al volante no quedará impune gracias a que tres testigos tuvieron la suficiente agudeza visual para memorizar información crucial en los escasos segundos en los que se produjo el siniestro, tal y como detalla la Policía Local: “Uno de los testigos nos dijo que el coche era un Seat Ibiza, de color granate, que huyó en dirección a la pedanía murciana de Monteagudo, otro testigo recordaba las letras de la matrícula y un tercero los números”. 

Nunca se sabrá si conducía bebido o drogado

El conductor ocultó el Seat Ibiza en el garaje porque presentaba una violenta colisión.

Esa información permitió que una pareja de agentes de la Unidad de Descentralización localizase el inmueble en el que estaba domiciliado el vehículo. “Estaba a nombre de una mujer, pero cuando llegamos al domicilio ella confirmó que aquella tarde el coche lo había conducido su pareja sentimental”. El conductor, un español, de 32 años, había ocultado el Seat Ibiza en el garaje porque presentaba una violenta colisión en el lado izquierdo del capó.

Los agentes no pudieron localizar al sospechoso porque se había marchado a toda prisa del domicilio conyugal sin decir nada a la mujer, de manera que le entregaron una citación para que se la diera a su pareja de hecho. Nunca se sabrá si aquella tarde, este hombre, de 32 años, conducía bajo los efectos de bebidas alcohólicas o sustancias estupefacientes. “No fue posible practicarle las pruebas de alcohol y drogas porque estaba en paradero desconocido”, admiten fuentes policiales. El 8 de mayo, un día después del siniestro, el conductor del Seat Ibiza se personó en las dependencias de la Policía Local. 

“En su declaración reconoció que causó el accidente y alegó que se dio a la fuga porque se puso muy nervioso”, resumen fuentes policiales a EL ESPAÑOL sobre el contenido de la declaración del investigado. “Dijo que sentía mucho lo ocurrido”.  Sus disculpas no harán que mejore el delicado estado de salud de Luis, el padre de una niña, de tres años, fruto de su matrimonio con Laura, el amor de su vida. “Conoció a su mujer en el gimnasio”, rememora preocupado Raúl, uno de los dueños del Gym Budokan de Alcantarilla del que fue socio el lotero. Durante más de tres años se machacó en su sala de musculación mientras cortejaba a esa chica de sonrisa amable y melena castaña que entrenaba en las citadas instalaciones. “Era un socio extraordinario, muy simpático con toda la gente, le gustaba mucho practicar deporte y también salía los fines de semana con su Mountain Bike”. 

La Administración de Lotería La Bruja, en Alcantarilla (Murcia).

Sus otras pasiones eran el Real Madrid, disfrutar de salidas y viajes con sus amigos a Andalucía y la Cofradía de la Misericordia en la que procesionaba, cada Lunes Santo, como uno de los 48 costaleros que portaban a hombros el trono. “Sentimos impotencia y estamos indignados por lo que está sufriendo Luis, es complicado entender que un conductor lo tirase de su moto y luego se diera a la fuga”, reflexiona Francisco Hernández, el hermano mayor de la Cofradía de la Misericordia.

“Se ha salvado porque el accidente ocurrió en pleno centro de Murcia, si llega a ocurrirle lo mismo con este conductor en la carretera que hay de camino a su casa en Corvera, seguro que habría muerto desangrado”. Los cerca de 200 miembros de la Misericordia están con el alma en vilo por el lotero, de 36 años, porque desde hace una década es uno de los integrantes más activos de esta hermandad. 

“Siempre nos ha ayudado mucho porque su familia es de fuertes convicciones religiosas y su esposa también es hermana de la Cofradía de la Misericordia”. Valgan como ejemplo de ello los distintos donativos que ha hecho Luis a la hermandad y cómo hace tres años, a pesar de que trabajaba de lunes a sábado en la administración de lotería, sacó tiempo libre para echar horas extra de albañil ayudando en la construcción de una capilla para la Virgen de Gracia. “Le hemos puesto una vela frente a la imagen del Cristo de la Salud para que se recupere pronto”, indica esperanzado Francisco Martínez.

Le robaron la cartera

De la evolución del estado de salud del lotero están pendientes hasta varios de los testigos del accidente que han telefoneado en los últimos días al despacho de lotería para ver cómo se encuentra Luis Peláez Ballesta. A pie de calle, los vecinos y clientes de La Bruja definen a este treintañero de la misma forma: “Trabajador y amable”. En su cuenta de Twitter era habitual que tratase de animar las ventas con fotos y comentarios del tipo: «¡Ya puedes pasar por @LoteriasLaBruja a recoger la papeleta de la suerte de esta Navidad!».

Luis estaba orgulloso de recoger el testigo de la saga familiar de loteros que se remonta a 1981, cuando abrieron en Cúllar-Baza (Granada) la administración de loterías Peláez. Después, en 1995, se trasladaron al número 57 de la calle Mayor de Alcantarilla donde pasaron a denominarse Loterías La Bruja, haciéndose un hueco destacado en el sector porque ostentan la efeméride de haber sido el primer establecimiento de la Región que vendió El Gordo, cuando el premio pasó de las pesetas a los euros. El 22 de diciembre de 2002, gracias al número 08103, los Peláez repartieron entre sus clientes 200,1 millones de euros

Luis junto a su familia.

El padre y sus dos hermanas se muestran confiados de que Luis saldrá adelante. “Mi hermano es un tío fuerte y saldrá adelante”, subraya convencida una de las hermanas del lotero. La familia está “muy agradecida” a los testigos que ayudaron a dar caza al conductor que supuestamente arrolló al lotero cuando circulaba con su moto. Y ello a pesar de que no todas las personas se portaron con el mismo civismo, ya que alguien le robó al motorista la cartera y las tarjetas de crédito cuando estaba tirado sobre el asfalto. Tampoco aparece ni el casco ni los guantes. Pero es lo de menos para una familia que no se despega de la UCI de La Arrixaca.

Endurecimiento de penas

Pablo Lanzarote, fiscal delegado de Seguridad Vial en la Comunidad Autónoma de Murcia, explica que al conductor del Seat Ibiza investigado por estos hechos “se le aplicará la reforma de la ley orgánica 2/2019, que modificó el Código Penal, en materia de imprudencia en la conducción de vehículos a motor y de sanción del abandono del lugar del accidente”. El fiscal subraya a este diario que esa modificación “eleva considerablemente las penas de prisión, de 4 a 9 años, en caso de fallecimiento de la víctima o de que sufra lesiones graves”. También incrementa de uno a cuatro años la retirada del carné de conducir.

Lanzarote todavía no ha recibido el informe técnico de la Policía Local porque los agentes no han podido tomarle declaración a Luis. Entretanto, el Seat Ibiza descansa en el depósito municipal tras haber sido sometido a una minuciosa inspección y reportaje fotográfico por parte de los investigadores. “Los atropellos a peatones, ciclistas y motoristas no son muy habituales en la Región, pero cuando se producen uno de los motivos por los que suelen huir los conductores es porque van bebidos”, apunta Pablo Lanzarote.

En Alcantarilla, los familiares y amigos de Luis esperan volver a ver pronto la sonrisa con la que el lotero atendía a sus clientes tras el mostrador, la misma que lucía de oreja a oreja, el día que en su cuenta de Twitter colgó una foto con su hija en brazos. Él lucía la camiseta del Real Madrid y ella un pijama merengue. La imagen iba seguida de un comentario de padre orgulloso: “¡Cantera madridista!” 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *