Home Tecnología Silicon Valley se rebela
Tecnología - 3 semanas ago

Silicon Valley se rebela

Los trabajadores de las grandes multinacionales se enfrentan a sus compañías por malas prácticas

«Somos empleados de Google. Google debe dejar Dragonfly». Con esta contundencia, los empleados del gigante de los buscadores se han enfrentado a los planes del CEO de la compañía, Sundar Pichai.

«Nuestra oposición a Dragonfly no tiene que ver con China: nos oponemos a las tecnologías que ayudan a los poderosos a oprimir a los vulnerables, dondequiera que estén», apuntan. Y no es la primera vez que se enfrentan a la todopoderosa compañía y, además, ganan.

A principios de este año, 3.100 trabajadores firmaron una misiva a Pichai con una petición: acabar con Project Maven. «Creemos que Google no debería estar en el negocio de la guerra». «Por lo tanto, pedimos que se cancele el Proyecto Maven y que Google redacte, publique y aplique una política clara que establezca que ni Google ni sus contratistas construirán nunca una tecnología de guerra».

Este trabajo, que se inició en el verano de 2017, se centraba en la creación de una inteligencia artificial capaz de estudiar imágenes y vídeos para detectar cualquier objeto. Así, este proyecto se equiparía en los drones militares del Ejército de Estados Unidos.

En aquella ocasión, el eco de las quejas de los trabajadores de Google llegaron a las altas esferas del gigante de los buscadores y la compañía frenó en seco. Ahora piden que se aleje de Pekín.

«El gobierno chino ciertamente no está solo en su disposición a reprimir la libertad de expresión y utilizar la vigilancia para reprimir la disidencia. Dragonfly en China sentaría un peligroso precedente en un momento político inestable, lo que dificultaría que Google negara concesiones similares a otros países». señalan.

¿Racismo en Facebook?

«Facebook tiene un problema con los negros». Este es el encabezamiento de un post firmado por Mark S. Luckie en la red social. Y añade: «La siguiente nota fue escrita y circulada por todos los empleados de Facebook en todo el mundo. Fue enviado el 8 de noviembre de 2018, poco antes de mi último día en la empresa».

Este ya ex trabajador de la compañía de Mark Zuckerberg relata en su post una serie de acciones que discriminan a trabajadores por su raza. « La privación de derechos de los negros a la plataforma de Facebook refleja la marginación de sus empleados negros».

Luckie cuenta su experiencia en la sede de Menlo Park donde «recibió miradas en el Campus» y «sus quejas no fueron escuchadas en el departamento de recursos humanos». «Los empleados negros de Facebook saben que al elevar nuestra voz corremos el riesgo de poner en peligro nuestras relaciones profesionales y nuestro progreso profesional», apunta.

«Solo cuando hablamos con otros empleados negros que experimentan los mismos problemas, llegamos a aceptar que es un patrón de comportamiento profundamente conectado con la cultura en Facebook. Y así hablamos entre nosotros, en grupos pequeños o uno a uno, encontrando formas de enfrentar el estrés adicional que conlleva ser una persona de color en esta empresa», denuncia en su post.

Actualmente Facebook cuenta con cerca del 4% de empleados afroamericanos. La compañía no aún no ha expresado su postura.

Salarios precarios

La tecnología en la actualidad es sinónimo de progreso y riqueza. En las dos últimas décadas, Silicon Valley en California ha liderado el crecimiento económico en Estados Unidos. Sin embargo, esa pujanza y mejoría no se ha trasladado a los empleados de las principales tecnológicas del planeta.

Silicon Valley probablemente es el epicentro del mundo tecnológico, un pequeño lugar donde se agolpan las compañías con mayor capitalización bursátil, pero nueve de cada 10 trabajadores en la región de California ganan menos de lo que hicieron en 1997 después de ajustarse a la inflación. El estudio muestra un patrón de desigualdad de ingresos en el hogar de la tecnología que es aún peor que el promedio nacional, señala Silicon Valley Rising, un partido que lucha por los derechos laborales de los trabajadores de las grandes tecnológicas.

La clase media en Silicon Valley es la más afectados por el estancamiento de los salarios, al ver que sus ganancias bajan hasta en un 14%. Para quienes se encuentran en el escalón más bajo de la escala de ingresos, los ingresos han disminuido en alrededor del 1%. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *