Home Internacional/Mundo Vale de Salgueiro, el pueblo portugués en el que los niños fuman el tabaco que les dan sus padres dos días al año
Internacional/Mundo - 07.01.2019

Vale de Salgueiro, el pueblo portugués en el que los niños fuman el tabaco que les dan sus padres dos días al año

Se trata de un tradición de origen desconocido en la que los niños, incluso los menores de cinco años, son animados a fumar los días 5 y 6 de enero con motivo del Día de Reyes.

Nadie sabe exactamente cómo y ni hace cuánto tiempo nació la tradición del Día del Reyes en Vale de Salgueiro, un pueblo de Portugal, en el que, entre muchas particularidades, destaca que los días 5 y 6 de enero todos, jóvenes y mayores, pueden fumar.

Es una tradición centenaria. Hay una persona en el pueblo que ya tiene más de 100 años, y ya en su época fumaba y mantenía la tradición de distribuir altramuces y vino”, explica el presidente de la Junta, Carlos Cadavez. Sin embargo, la tradición no es obligatoria y hay padres que no dejan fumar a sus hijos.

Eduarda tiene 9 años y conoce todos los pasos de los Reyes. Sólo en estos días se puede fumar: “Sólo fumamos durante dos días, entonces ya no se nos permite fumar. Ya lo sabemos. Esperamos estos días, pero no es porque fumamos cigarrillos. Me gusta porque son días diferentes. El gaitero viene y nosotros vamos a misa”, le dice la pequeña al medio portugués CM.

Cada año, hay un rey diferente, responsable de organizar todo el festival. Este año, Gabriel Setas, de 23 años, fue el encargado de distribuir altramuces y vino y de felicitar a los vecinos del pueblo. Todo está financiado por el rey en ejercicio, que en el Día de Reyes recibe del pueblo las “órdenes”, dinero para ayudar a sufragar los gastos, y nombra, al final de la Misa, al rey del año siguiente.

Polémica internacional

La polémica tradición, sin embargo, ha ganado visibilidad internacional debido a que los medios estadounidenses, como ‘Fox News’ se han hecho eco de ella. “Los padres animan a sus hijos, algunos menores de cinco años, a fumar cigarrillos”, explican estas informaciones, que señalan que cada año provoca la protesta de los que vienen de fuera de la aldea.

La edad legal para comprar tabaco en Portugal es de 18 años, pero nadie prohíbe a los padres dar cigarrillos a sus hijos y las autoridades portuguesas no intervienen para poner fin a esta práctica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *