Home Internacional/Mundo Una niñera mata al bebé al que cuidaba y le entrega el cuerpo a la madre
Internacional/Mundo - 2 semanas ago

Una niñera mata al bebé al que cuidaba y le entrega el cuerpo a la madre

Las autoridades encontraron a la madre tratando de revivir al niño, pero había muerto horas antes por fuertes lesiones en la cabeza. La niñera tenía antecedentes penales por abuso infantil y no debía tener contacto con niños.

Una niñera de Wisconsin ha matado supuestamente a un niño de 2 meses y luego fingió que estaba vivo para devolvérselo a su madre. Ha sido acusada de homicidio intencional de primer grado.

Según la denuncia, Marissa Tietsort, de 28 años, causó la muerte del bebé en octubre. Le colocó un traje de nieve y lo sentó en el asiento del coche y se lo devolvió a su madre, sin decirle que el niño estaba muerto.

Durante una comparecencia ante el tribunal el pasado viernes, la jueza Jill Falstad emitió una fianza en efectivo de 440.000 euros y ordenó que no tuviera contacto con los niños ni con la familia de la víctima.

Tietsort, quien está embarazada de su sexto hijo, también enfrenta cargos de abuso infantil que involucran a una niña de 11 meses a su cuidado. Ese cargo se deriva de un incidente ocurrido el pasado agosto.

Según la denuncia policial, la madre del niño de 2 meses lo dejó a él y a su hermano mayor en la casa de Tietsort el 18 de octubre. Aproximadamente dos horas después, la madre del bebé recibió un mensaje de texto de Tietsort, en el que le mandó un sitio web de noticias local había publicado un artículo en el que decía que había sido acusada de abuso infantil y que no debía tener contacto con niños. Tietsort le dijo a la madre que no le dijera a nadie que estaba cuidando a sus dos hijos.

Cuando la madre de la víctima vino a recoger a sus hijos más tarde, el bebé estaba en el asiento de su coche con un sombrero puesto sobre sus ojos. La madre le dijo a la policía que pensó que estaba durmiendo. Más tarde se dio cuenta de que su hijo no respiraba, frío y rígido. Los policías se encontraron al niño con “tono de piel ceniciento, su mandíbula estaba apretada y sus labios eran azules”.

Tietsort le dijo a la policía que no mató al bebé. Cuando su novio llegó a casa esa noche, fueron a McDonald’s y ella llevó al bebé muerto, según la denuncia.

Después de devolverle el niño a su madre, Tietsort, su novio y su hijo fueron a nadar a un hotel, según la Policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *