Home España Reporteros sin Fronteras alerta de una “escalada de ataques contra periodistas” en todo el mundo en 2018
España - 1 semana ago

Reporteros sin Fronteras alerta de una “escalada de ataques contra periodistas” en todo el mundo en 2018

  • Turquía, China, Vietnam y Egipto son algunas de las mayores "cárceles de periodistas"
  • El informe alerta del "exceso" de sentencias contra la libertad de expresión en España
     

periodistas" en todo el mundo en 2018 />

El periodista español de la agencia Efe Gonzalo Dominguez Loeda, liberado tras ser detenido por las autoridades de Venezuela

Juan BARRETO / AFP

El año 2018 ha estado marcado por una "escalada de ataques contra periodistas", según denuncia Reporteros sin Fronteras (RSF) en su Informe Anual sobre la libertad de prensa en el mundo.

Al menos 65 informadores profesionales fueron asesinados por realizar su trabajo, además de 13 internautas y blogueros y ocho colaboradores. Otras 335 personas fueron encarceladas por ejercer la libertad de información. Además, 60 periodistas permanecen secuestrados y 3 desaparecidos.

El asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en el consulado de Arabia Saudí en Estambul ha dado "visibilidad" a los peligros que afrontan los profesionales de la información, según RSF. Pero la organización ha registrado agresiones y acoso o desarrollos legislativos regresivos en todo el mundo. 

Turquía, China e Irán, entre las mayores "cárceles de periodistas"

Turquía, China, vietnam, Egipto o Irán son las mayores "cárceles de periodistas", según la expresión usada en el informe.

Asia es el continente más peligroso para quien ejercer el derecho reconocido en el artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos. Si en Afganistán, Pakistán y Filipinas los periodistas se enfrentan a asesinatos y al intento de censura oficial, en Vietnam se impuso en 2018 la condena más alta a un bloguero, mientras en Myanmar (Birmania), los periodistas de Reuters, Wa Lone y Kyaw Soe Oo hansido condenados a siete años de prisión por "revelación de secretos" al informar sobre la persecución de los rohinyás.

Entre los países que RSF agrupa en la región de Oriente Medio y Magreb hay dos, Siria y Yemen, que se han convertido en auténticos "agujeros negros", ya que no se tienen datos sobre la situación de los informadores. Al menos nueve informadores murieron en Siria y tres en Yemen.

En Egipto, el régimen de Abdelatif al Sisi ha endurecido las leyes para acallar las voces críticas y el número de informadores detenido se ha duplicado respecto a 2017. "El periodismo independiente está muriendo en Egipto", alerta el informe.

“El periodismo independiente está muriendo en Egipto“

En África, el informe destaca la situación de Somalia y República Centroafricana, ambos países sometidos a conflictos armados, y la represión en Eritrea o Guinea Ecuatorial, "donde sencillamente no hay prensa que informe de nada".

En cambio, RSF observa una "ligera mejoría" en la situación de la prensa en el continente americano.

México tiene el récord mundial de periodistas asesinados: 9. Mientras, en Cuba el régimen castrista monopoliza la información.

Venezuela ha perdido posiciones en la clasificación de países por los "excesos autoritarios" del presidente Nicolás Maduro. Las agresiones en manifestaciones, las detenciones y la destrucción del equipo son cada vez más frecuentes, según RSF. También empieza a convertirse en rutina la expulsión de reporteros extranjeros, como ocurrió recientemente con tres informadores de Efe.

Los informadores europeos no se libran 

Europa no se libra de esta ola de desconfianza oficial hacia los informadores, sean profesionales o activistas. Se han producido agresiones a informadores en la calle en Italia (por parte de la extrema derecha) y en Francia (por los "chalecos amarillos").

Pero el informe lamenta además que "los Gobiernos europeos continúan en su empeño por legitimar el espionaje de las comunicaciones de periodistas con nuevas iniciativas legislativas".

Los periodistas se enfrentan también a amenazas a su vida por parte de las mafias, como han demostrado los asesinatos del periodista Ján Kuciak y su compañera en Eslovaquia y de Viktoria Marinova en Bulgaria.

El desmantelamiento de los medios de comunicación públicos, los intentos de censura de gobiernos de extrema derecha o la concentración empresarial son otras de las amenazas que destaca el informe.

España: "exceso" de condenas y "clima hostil" en Cataluña

Respecto a España, RSF advierte que el "exceso" de condenas por enaltecimiento del terrorismo, injurias a la Corona u ofensa a los sentimientos religiosos "ha creado un clima con demasiadas rigideces para el libre ejercicio de la expresión y la información". Lo mismo puede decirse de los obstáculos al secreto profesional, como ha ocurrido en el caso de la investigación del caso Cursach.

El informe alerta por segundo año consecutivo de que en Cataluña se vive un "clima de hostilidad" hacia los informadores, especialmente los reporteros a pie de calle.

Como ejemplo, el informe menciona el ataque al periódico digital con sede en Barcelona Crónica Global, reivindicado por la asociación juvenil independentista Arran, "un hecho insólito desde el fin del terrorismo de ETA". También recoge las "increpaciones y muestras de agresividad" sufridas por profesionales de medios catalanes en la manifestación en la celebración del 12 de octubre.

RSF destaca como otro de los "hechos clave" de 2018 la "polémica reforma" para la elección del Consejo de Administración de RTVE por concurso público y la consiguiente "pugna de los partidos políticos".

Elaborado por la Sección Española de la organización, el informe analiza la evolución de la libertad de información en más de un centenar de países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *