Home España Huawei, la primera víctima de un enfrentamiento comercial entre EE.UU. y China que puede afectar a más compañías
España - 21.05.2019

Huawei, la primera víctima de un enfrentamiento comercial entre EE.UU. y China que puede afectar a más compañías

  • Otras empresas como Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom también vetarán a Huawei tras la orden de Trump
  • Un posible sistema operativo propio no salvaría al fabricante chino de la "catástrofe" de perder Android

El veto de Google pone a Huawei contra las cuerdas.

REUTERS

La inclusión de Huawei en la “lista negra” de Trump y el consiguiente veto de Google han puesto contra las cuerdas a la empresa china que, de tener que optar por un sistema operativo propio como alternativa a Android, podría ver cómo caen las ventas de sus 'smartphones' en el marco de una ardua guerra comercial en la que este fabricante se convierte en la primera víctima.

“La única salida para Huawei es que lleguen a un acuerdo y que el veto se levante”, asegura a RTVE.es el director del Máster de Desarrollo de Aplicaciones para Móviles de la UOC Carles Garrigues, experto en tecnología móvil, que considera que la principal consecuencia del bloqueo de Google para el gigante chino es quedarse desprovisto de Android para sus equipos. 

Google rompe con Huawei

Google rompe con Huawei

La batalla por el control del 5G

Por el momento, la tensión no se ha reflejado de manera significativa en los mercados financieros, pero este lunes la mayoría de fabricantes de circuitos integrados, equipos de telecomunicaciones y dispositivos móviles de Estados Unidos han registrado caídas en Bolsa. Y Apple, que compite con Huawei en el mercado de teléfonos móviles, se ha dejado un 3,18%.

“Las implicaciones para el resto del mundo también son negativas porque Huawei no es que solo venda 'smartphones'; es que todas las infraestructuras de 4G y la apuesta por el 5G también van de su mano”, añade Moreno, que considera que el veto podría dejar a Estados Unidos rezagado en el despliegue de esta tecnología.

De hecho, para que el 5G se convierta en realidad en 2020 como está previsto es necesario hacer modificaciones en la infraestructura de las redes, labor para la que Huawei se torna imprescindible dado que es el principal proveedor en el mundo.

Pese a haber sido vetado en Estados Unidos, Japón, Australia y Nueva Zelanda por las sospechas de que el Gobierno chino pudiera usar las nuevas redes para espionaje, el fabricante chino tiene firmados 40 contratos con operadoras para el despliegue del 5G: 23 en Europa, incluyendo entre los países a Reino Unido, Alemania y España; 10 en Oriente Medio; 6 en Asia-Pacífico y 1 en África. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *