Home Cultura Un ‘thriller’ con ecos de la ‘Alicia’ de Carroll gana el Nadal
Cultura - 2 semanas ago

Un ‘thriller’ con ecos de la ‘Alicia’ de Carroll gana el Nadal

El escritor argentino Guillermo Martínez, autor de ‘Los crímenes de Oxford’, logra la 75ª edición del premio

El premio Nadal ha llegado hoy domingo en Barcelona a su 75ª edición y, como los tiempos editoriales no están para demasiadas aventuras, ha jugado fuerte pero a lo seguro con las bazas que lo han venido marcando los últimos años: nombre con tirón de ventas, trama de intriga, cierta repercusión mediática y, a poder ser, de la casa. Todo ello lo cumple con creces el escritor argentino Guillermo Martínez, autor de uno de los grandes long sellers de la última década, Los crímenes de Oxford (2003), traducido a 40 idiomas y que Álex de la Iglesia llevó al cine. Sus dos protagonistas, el profesor de Lógica Arthur Seldom y el estudiante de matemáticas G, reaparecen ahora investigando unos misteriosos asesinatos cuyas claves girarían en torno al libro Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll. Con Los crímenes de Alicia, sin rodeos, Martínez se llevó los 18.000 euros del galardón decano de las letras españolas, que convoca la editorial Destino, del Grupo Planeta. En la misma velada, el 51º Josep Pla de narrativa catalana (6.000 euros) también movió las bazas mediáticas y recayó en el dramaturgo Marc Artigau, conocido colaborador radiofónico, con La vigilia, donde un novelista descubrirá un turbio episodio familiar al escribir una biografía por encargo.

Cuentista solvente forjado desde chico en unos concursos domésticos con sus tres hermanos instigados por su padre y que con los años ayudarían a germinar libros como Infierno grande (1989) o Una felicidad repulsiva (primer Premio Hispanoamericano de Cuento Gabriel García Márquez, 2014), la formación de Martínez (Bahía Blanca, Buenos Aires, 1962) como profesor de matemáticas se ha ido traduciendo en construcciones novelescas bien armadas, ya desde su estreno en el género, Acerca de Roderer (2003), o en La muerte lenta de Luciana B. (2007). El gusto por el fantástico y la imaginación desbordante de Borges (su gran referente y al que dedicó el ensayo Borges y la matemática, en 2006) cuajó en el mayor éxito de las cinco novelas que tenía publicadas hasta la fecha, Crímenes imperceptibles, con el que ganó el premio Planeta argentino en 2003 y que al año siguiente publicó en España Destino como Los crímenes de Oxford. El filme de De la Iglesia hizo el resto.

A pesar de haber escrito entre medio otros libros (la novela Yo también tuve una novia bisexual o el ensayo La razón literaria), Martínez se había quedado con las ganas de seguir subvirtiendo las secuencias matemáticas de Los crímenes de Oxford y, sobre todo, el juego-reto de las teorías lógicas. Es en lo que ahonda con Los crímenes de Alicia, cuando una editora que trabaja en unos manuscritos de la obra es atropellada en extrañas circunstancias, a lo que se añadirá el asesinato de un miembro de la hermandad literaria de Carroll, a la que también pertenece Seldom. Las secuencias matemáticas más la rica simbología de Alicia en el país de las maravillas sostienen una intriga en la línea de Borges o Umberto Eco.

Las armas de Artigau (Barcelona, 1984) pasan más por los giros psicológicos. Es lo que suele caracterizar el relato diario que realiza para el programa radiofónico líder en Cataluña, El món a RAC1, con Jordi Basté, con el que ha escrito dos libros sobre un detective: Un home cau y Els coloms de la Boqueria. Con hasta ahora pequeños premios literarios, algún libro infantil, nueve obras de teatro (como Ushuaïa) y cinco poemarios (Primers auxilis, Vermella…), en La vigilia, su primera novela en solitario, Raimon, cuentista radiofónico, recibe el encargo de hacer la biografía de una anciana. Descubrirá que fue amante de su padre y que cometieron un crimen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *