Home Cultura Todo lo que necesitas saber sobre San Fermín 2019
Cultura - 1 semana ago

Todo lo que necesitas saber sobre San Fermín 2019

El lanzamiento del chupinazo marca el inicio de una de las mayores fiestas populares del mundo

A falta de solo unas horas para que a las 12 de la mañana del sábado, día 6 de julio, el chupinazo cruce el cielo de Pamplona, la capital navarra parece otra. El semblante serio y hacendoso de su gente se ha tornado festivo y la ciudad entera se prepara para vivir unos días frenéticos, en los que miles de personas llegados desde los puntos más lejanos del planeta se visten de blanco y rojo -muchos de ellos se disfrazan de Hemingway-, se dejan llevar por la música, las viandas y el alcohol y se sienten héroes por un día ante la cercanía del toro.

Porque el toro, una mole de carne que ronda los 600 kilos y destaca por unos pitones eternamente largos y astifinos, elegido con exigente mimo entre lo más serio, llamativo y desafiante de la cabaña brava, es el auténtico protagonista de los sanfermines.

La mayor parte de las reses que correrán los encierros matinales y serán lidiadas por la tarde en la plaza ya están en los corrales del Gas; allí descansan entre la curiosidad de los visitantes, -tres euros cuesta la entrada para los adultos-, y esperan el momento de la carrera final.

Mientras los toros, ajenos al bullicio incesante, al ajetreo de mochilas y maletas, y a los primeros nervios de los corredores, aguardan su turno, Pamplona se transforma, las calles del casco histórico se vuelven intransitables, bares y restaurantes agotan sus reservas, y todos, desde el alcalde al último guiri se preparan para siete días que pretenden ser inolvidables.

El chupinazo

El sábado, a las 12 de la mañana, desde el segundo piso de la Casa Consistorial, Jesús Garisoain, subdirector de la formación musical La Pamplonesa, prenderá la mecha del cohete que inaugura las fiestas de San Fermín 2019. Abajo, en la plaza, varios miles de apiñados mozos y mozas cantarán, bailarán y beberán a la salud del santo que da nombre a una de las manifestaciones festivas más conocidas del mundo.

La historia de San Fermín

El día siguiente es la festividad del patrón, San Fermín, obispo de Amiens y mártir del siglo III, de cuya existencia no hay certeza histórica. Por la mañana, calmadas las primeras resacas, la pequeña talla del santo, envuelta en una ornamentada capa pluvial, y coronada por una alta mitra, saldrá en procesión por el centro de la ciudad, acompañada por la Corporación Municipal, que estrena alcalde de UPN; el cabildo de la catedral; la comparsa de gigantes y cabezudos, y las notas musicales de La Pamplonesa.

Datos esenciales

Pero para entonces, ya se habrá celebrado el primer encierro, y los toros de Puerto de San Lorenzo descansarán en los corrales de la plaza tras una carrera trepidante, tan alocada como arriesgada, en la que muchos corredores habrán recibido el bautizo sanferminero.

Son 875 agotadores metros, muchos de ellos acotados por un doble vallado compuesto por más de 3.000 piezas entre postes, tablones y puertas. Y su recorrido es famoso en el mundo entero: la cuesta de Santo Domingo, Ayuntamiento, Mercadores, Estafeta, tramo de Telefónica y el largo callejón que da acceso a la plaza.

Esa mañana del día 7 surtirán su efecto los 1.500 litros de líquido antideslizante, aplicado sobre la calzada para que los toros no resbalen en la curva de Mercaderes y se estrellen contra los maderos, y habrán cumplido con su milagrosa función los pastores, dobladores y el personal sanitario, un auténtico ejército de médicos, enfermeros y socorristas para atender a heridos y contusionados.

Actos más allá de los encierros

¡Una locura! El encierro es una locura, un juego cierto con la muerte, cuyo atractivo reside en el altísimo riesgo de sufrir una caída, un atropello, un traumatismo, una cornada… Una experiencia fuerte e inolvidable que enciende la adrenalina y que puede acabar con los huesos del corredor en el hospital.

Termina la carrera y, sin tiempo para el descanso, un opíparo almuerzo. Pero la fiesta continúa. Un total de 496 actos ha organizado el Ayuntamiento, entre ellos, 40 conciertos, 33 verbenas, 144 actuaciones musicales en las calles, siete de bandas y 49 de bailes y músicas regionales.

Así, cada día, el caso histórico de Pamplona se convierte en una bulla permanente, un apretado escenario musical, una atestada barra de bar, y, en definitiva, en un canto a la amistad y al amor, con la ayuda inestimable del calimocho, acompañante habitual de cualquier mozo con ganas de diversión.

Cobertura internacional

Para contar todo lo que ocurre en este internacional enclave navarro, periodistas de todo el mundo (EE UU, Reino Unido, Francia, Alemania, Brasil, Rusia, Japón, Cuba, entre otros países) llegan a la capital con sus portátiles y cámaras para vivir en directo esta alocada fiesta: nada menos que 121 medios de comunicación se han acreditado en la oficina abierta para ello por el Ayuntamiento, que ya ha expedido 2.450 pases para las distintas actividades previstas. No en vano, en los sanfermines de 2018 llegaron a Pamplona turistas de 34 nacionalidades.

Y para culminar la jornada, la corrida de toros, con la plaza llena todas las tardes -se han renovado todos los abonos, en torno a 17.000 de un total de 19.721 localidades-, y los tendidos convertidos en una ruidosa discoteca al aire libre donde se mezclan la comida, la bebida y la diversión musical y vocal de las 17 peñas que amenizan los festejos taurinos y las calles de la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *