Home Cultura Pena de muerte para un hombre inocente
Cultura - 12.07.2019

Pena de muerte para un hombre inocente

‘El proyecto Williamson’ narra el caso de un reo exonerado cinco días antes de su ejecución

El escritor John Grisham conoce la fórmula de un superventas desde que lanzó su primera novela, Tiempo de matar, en 1989. Desde entonces han pasado 30 años y nuevos títulos que le han hecho vender más de 300 millones de copias. Sus novelas mezclan crímenes, policías y juzgados, ayudado por su experiencia como abogado. Todos son relatos de ficción, salvo uno, El proyecto Williamson, la historia de cómo un hombre se salva cinco días antes de ejecutarse su condena a pena de muerte. El libro es la segunda entrega de la colección de Crímenes reales, una serie de títulos que recopila algunos de los casos más populares e impactantes relacionados con delitos. Está disponible tanto en quioscos como en la web de Colecciones por 5,95 euros.

Un asesinato acaecido en un pequeño pueblo de Oklahoma en los años ochenta lleva hasta la cárcel a Ronald Keith Williamson, jugador de béisbol, y a un amigo de este. El primero es condenado a muerte tras haber sido declarado culpable de torturar, violar y matar a una joven. Pasará 12 años en prisión hasta que sus abogados consigan demostrar su inocencia gracias a una prueba de ADN que desmonta además toda la investigación del crimen y la acusación realizada por los abogados.

Grisham se interesó por esta historia en 2004, cuando leyó un artículo del diario The New York Times que recogía la muerte de Williamson por cirrosis hepática y mencionaba su paso por la cárcel y milagrosa exoneración in extremis. El escritor empezó entonces una investigación y redacción del libro que le llevó 18 meses en la que conocería quién era aquel hombre y los errores que lo condujeron a una condena tan injusta.

Saber el grueso de esta popular historia, con resolución final incluida, no resta tensión a la narración, en la que el escritor expresa su sentimiento de incredulidad e indignación ante lo sucedido, como cualquier lector experimentará al descubrir los pormenores del caso. “Ni en mi momento más creativo habría podido inventarme una historia tan rica en matices y con tantos estratos”, expresa en las Notas del autor que acompañan la historia. La novela no solo cuenta la historia de Williamson y su amigo, también inocente, sino que se trata de un alegato contra la pena de muerte y plantea un debate sobre el sistema penitenciario estadounidense, tantas veces tachado de cruel, injusto o racista por casos como el que aquí se recoge.

También se da a conocer la organización Innocence Project, dedicada a exonerar a personas encarceladas injustamente, acudiendo especialmente a pruebas de ADN, pues en muchos casos la falta de tecnología en los momentos en los que se cometieron los crímenes inhibieron exámenes de este tipo. Estados Unidos ejecutó en 2018 a 25 personas. Dos presos fueron declarados inocentes el mismo año tras pasar varias décadas en prisión.“Las condenas injustas se producen cada mes en todos los Estados del país y los motivos son muy variados, aunque siempre los mismos: mala actuación policial, resultados científicos no fiables, identificaciones defectuosas de testigos, malos abogados defensores, fiscales perezosos o arrogantes”, expresa Grisham en el libro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *