Home Cultura Ed Sheeran quiere enamorar a todos
Cultura - 12.07.2019

Ed Sheeran quiere enamorar a todos

El músico más cotizado del planeta lanza el disco ‘No.6 Collaborations Project’, donde toca nuevos géneros y se junta con estrellas de la música para ampliar su público

En una sudadera amarilla que salió recientemente a la venta, Ed Sheeran aparece disfrazado de panda. Sus fans ya saben que un día se paseó por Osaka, en Japón, oculto dentro de aquel enorme y tierno corpachón. Por una vez, el músico más cotizado del planeta pretendía pasar inadvertido. Para los profanos del joven británico, sin embargo, la prenda puede servir como resumen de su nuevo disco. Ante todo, en la imagen de la sudadera, le acompaña Justin Bieber, vestido de mazorca. Y la unión con otras estrellas, como Bruno Mars, Eminem o el propio canadiense, es una de las claves de No.6 Collaborations Project, que sale a la venta mañana viernes. Además, tras una primera escucha del disco, queda claro que el tipo que llena estadios y ofreció 94 conciertos el año pasado no se conforma con la pasión que ya despierta. Ahora intenta abrazar nuevos géneros, del rock al trap. Y se junta con divos como él. Sus seguidores ya son muchos, pero Sheeran parece ir a por el amor de todos. Como un panda.

Por lo pronto, una cincuentena de invitados asistió al encuentro organizado hoy jueves en Madrid para adelantar siete canciones de las 15 que componen el disco. Aunque la presunta revelación acabó en promesa rota: de los temas que sonaron, cinco ya están disponibles desde hace días en Spotify. Tan solo dos, South of the Border y Nothing On You, regalaron la novedad esperada. Eso sí, para compensar, los promotores guardan un as en la manga: el madrileño Palacio Gans acogerá, desde mañana y durante tres días, el sueño de cualquier edsheeraniano. De fondo, sonará el nuevo disco en bucle. Mientras, los asistentes podrán lanzarse a un karaoke, coger una guitarra para versionar a su ídolo, volverse tan pelirrojos como él con una peluca o dedicarle una oda en su propio cuerpo, con un tatuaje. Todo gratuito, hasta el domingo.

“Con este disco Sheeran se expone, sale de su zona de confort”, aseguró en la presentación Jaime Altozano, productor y youtuber volcado en la divulgación musical. Ya que cada tema del álbum suma una o más colaboraciones, la duda era si el británico llevaría a los demás a su terreno de pop pegadizo y baladas o se dejaría arrastrar hacia mares ignotos. Con la excepción rockera de Blow, que el músico creó con Bruno Mars y Chris Stapleton y que suena a Lenny Kravitz, el veredicto parcial se sintetiza en un comentario de Altozano: “Los edsheeraniza a todos”.

De Nothing On You, con el trapero argentino Paul Londra y Dave, a Best Part of Me, con YEBBA, pasando por Beautiful People, con Khalid, varían las melodías, se cuela el castellano en la letra, pero se mantienen los pilares que Sheeran casi siempre emplea, como subrayó Altozano: sus loops, el llamado ritmo 3-3-2, la escala pentatónica y lo que el youtuber bautizó como “acordes de banda sonora”, esos que acarician a cualquier oído. Quien aprecie The A Team, Shape of You o Thinking Out Loud no se sentirá muy lejos de casa. Y, a la vez, quizás haya nuevas víctimas del hechizo. “Puede gustar a quien ame Titanic y a quien escuche a J Balvin”, dijo Altozano. A saber.

El presentador defendió que hay dos Sheeran: “El que te lleva de la discoteca a la cama y de la cama al altar”. Shape of You sería un ejemplo del primero, mientras que Perfect representaría al segundo. Y ambos se vuelven a reunir en No. 6 Collaborations Project. Tanto que Altozano sentenció que Best Part of Me “sonará en todas las bodas”. Omitió mencionar, eso sí, al tercer Sheeran: hay estudios que defienden que es también el más escuchado para dormirse, o en los funerales.

En todo caso, si el cuarto álbum se mide con el listón de éxito de los tres anteriores, a la vez confirma el poderío de Sheeran. En muchas entrevistas, aseguró que tuvo libertad absoluta para escoger a los invitados. Al parecer, el joven quería emular con Bieber y Mars esa Lady Marmalade que Christina Aguilera, Lil’Kim, Mya y Pink cantaban en Mouling Rouge y que él tanto ama. Pero, al final, optó por ampliar el foco a más canciones y artistas. Mientras recorría el planeta con su camión insonorizado, dotado de un estudio de grabación en su interior, quedaba con célebres músicos, componía y registraba. Como brújula, su instinto y sus pasiones. Y, como muestra evidente, Cross Me, que arranca con un free style de Chance The Rapper que Sheeran descubrió en un vídeo y quiso mantener tal cual, pese a la escasa calidad de la grabación.

Pero hace tiempo que el británico va por su camino. Se planta ante decenas de miles de personas tan solo con su guitarra, su teclado y su pedalera. Evoca a un cantautor tradicional, pero siempre al borde de lo viral. Suma 3.000 millones de visualizaciones en YouTube, viste de chico normal y se ríe de sí mismo en Yesterday, el reciente filme de Danny Boyle. Le repiten que no tiene carisma y, sin embargo, no para de ganar adeptos. Con No. 6 Collaborations Project, pretende sumar más. Y poner incluso a los escépticos ante un reto: resistirse al abrazo de un panda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *