Home Cultura Del Sónar a Cannes explorando la maternidad
Cultura - 4 semanas ago

Del Sónar a Cannes explorando la maternidad

‘Je te tiens’, corto de Sergio Caballero, codirector del festival barcelonés de música, concursa en la Quincena de Realizadores

No importa que con su primer largometraje, Finisterrae (2010), ganara el festival de Róterdam, y que con el segundo, La distancia (2014), diera la vuelta al mundo festivalero. «Es cierto. Que la Quincena de Realizadores haya seleccionado y proyectado mi corto Je te tiens significa un espaldarazo a mi exploración como cineasta. Estoy inmensamente agradecido». Habla Sergio Caballero, codirector del Sónar, festival de música avanzada y arte multimedia de Barcelona, que en dos meses celebra su 26ª edición. Caballero, responsable de la imagen del Sónar, sigue con su indagación en el cine, y a Cannes ha llegado con un material mucho más narrativo que el de ocasiones precedentes: una madre (Ángela Molina) y su hija (Virginia Rousse, trabajadora del Sónar) viajan en un viejo mercedes por un paisaje imposible nevado, tan impostado como intrigante. «Quería trabajar con una actriz profesional y creo que cada historia tiene su duración, así que de esas premisas y de las reflexiones sobre la muerte -y quién tiene el poder de decidir si está bien o no vivir en este planeta- y sobre la maternidad nace Je te tiens», cuenta el director, que así desarrolla la imagen de su festival este 2019.

Durante el rodaje, Molina y Rousse improvisaron después de que Caballero les diera unas pautas. «Hablar de la muerte no es una terapia por algo que me haya pasado, sino que tal y como estamos viviendo hoy en día en la Tierra es una opción plantearnos cómo estamos viviendo. Camus lo encara en el mito de Sísifo y la filosofía de vida». De sus anteriores trabajos se repiten otros elementos, como la nieve, el sentido del humor y la naturaleza».

El viaje de las dos mujeres en Je te tiens transcurre en un paisaje construido, en el que Caballero subraya su artificio: queda claro que la carretera es un escaléxtric, que las cabezas gigantes rodean a un coche en miniaura, que la nieve no es nieve. «Es mi primer trabajo con una narrativa clara, pero la película tiene varias capas. Y una es cómo he contado la historia», subraya el cineasta. «Por eso muestro el artificio, sin que el espectador se sienta expulsado de la película. Igual que los loops, que homenajean al cine clásico de Hitchcock, con pantallas a la espalda de los protagonistas con retroproyecciones. Son maneras distintas de contar las cosas». Caballero ha disfrutado con Ángela Molina: «No actuaba porque no había guion, sino que vivía situaciones. Así lo hicieron durante los dos días de filmación ella y Virginia para luego crear en la mesa de montaje la narrativa».

Si en Finisterrae eran fantasmas los protagonistas, y en La distancia la telepatía, y en ambos el idioma hablado era el ruso, en Je te tiens Caballero ha apostado por un nuevo truco para el habla: las dos mujeres se tapan la boca con la mano, como los futbolistas y los políticos: «La gente lo ve, y lo ha aceptado como normal. La boca es importante, pero no fundamental. Porque, por ejemplo, Ángela aporta tal nivel emocional que no necesitas verle boca para crear tensión». Caballero disfruta mucho haciendo cine: «Bueno, yo me lo paso muy bien haciendo todo lo que hago. Y ahí incluyo música, el Sónar, cine y vino. En realidad, me gusta más el proceso que el resultado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *